miércoles, 21 de octubre de 2009

Desagrisando Octubre.




Sólo merece la pena el cambio de tiempo y de hora por ir a la playa un día y encontrártela vacía. Por sacar una foto como esta y porque sólo sean tus pies los que huelleen la arena. Me gusta hacer dibujos en la arena y que el mar los borre solo, como cuando una herida cicatriza justo cuando habías perdido toda esperanza de recuperarte… un día… no está.

En la orilla, sentada, con algo de frío y húmedos los ojos, he sentido tu aliento caliente en mi cuello. “Estas bien?” Has dicho. Y yo he pensado “Ahora sí, ahora sí…”
Al subir a casa, Michael Bublé me canta en su nuevo disco y adorna mis pasos de rutina, un café caliente me espera…

Todavía huelo el mar, todavía huelo a ti, el café me trae a la tierra… pero yo ya he visto la luz de tus ojos, y la inmensidad, del mar, de ti, de ti y de mí juntos…. Has vuelto a reconfortarme con tu recuerdo, en el gris del día, cuando mi día se torna gris…. Tú lo haces confortable. Sin saberlo.

Y me entran ganas de llamarte, para decírtelo, pero prefiero escribir, escribir, escribir…

7 comentarios:

Javier dijo...

Yo también estoy enamorado del mar, aunque tengo que precisar que lo que realmente me encanta es el oceano.
Como tú, siento como me reconforta la arena, las olas, el horizonte vacío... Todo muy místico y mágico.

P.D.: No sé si lo conoces, pero si te gusta Michael Bublé, creo que te encantará Jamie Cullum. Ya me contarás.

Un abrazo con arena!!!

Dara Scully dijo...

A mí me merece la pena el cambio de tiempo porque así saco a pasear la colección de abrigos. Que ya tenían ganas de estirar las piernas.


miau
desierto

Manuel dijo...

Me recuerda a una calita de Roche... el invierno invita a la tranquilidad y a la reflexión...

Silderia dijo...

Tú siempre hueles a arena y mar puñetera, sobre todo con ese magnífico bronceado que luces en casi todo el año.
Esto sólo es una forma más de recordarme que cuando me asomo por mi ventana veo obras y escombros, de vez en cuando un gato,pero no tiene mucho que ver.

Un Besito

seykozz dijo...

A mi también me encanta el mar.. pero cuando se te mete agua en la boca... pues como que no... jajaja o ves en la playa nadar una compresa a braza... jajaja ok ok... siento manchar tu blog!!! pero es que algunas veces vas a la playa.. y como que prefieres... no se... una isla de siam...? jaja

Besosss y merci por postear 5 veces casi llego al record!!! jajaa

sangreybesos dijo...

A mí se me perdió mi click favorito (de cuando playmobil era famobil) en el mar, y desde entonces no me baño.

Alhy dijo...

¿Sabes que no había visto esta actualización hasta entrar en otro blog? I'm sorry I'm so late!

Yo soy muy aficionada a acurrucarme en los placeres pequeños, en los desgrisadores cotidianos. Creo que a veces cuando has crecido entre mar y verde llega un momento en el que dejas de verlo o de valorarlo. Siempre ha estado ahi, forma parte del paisaje y de ti mism@, tanto que ni siquiera te das cuenta. Creo que yo no aprendí a imaginar mi vida sin mar hasta que no vi como lo extrañaba una amiga que se había mudado a los madriles. Nada mas pisar la ciudad, se movia en una dirección concreta concretisima, como un perro sabueso y exclamaba emocionada "¡ya huele a mar!".

Gracias por esta entrada-evocación, solete :)

Ayer me lo pase like one enana en el concert a pesar de ir acompañada de no fans, entre ellos dos insectos palo que para mas inri, despotricaron contra mis vetustos a la salida. Y digo yo: ¿si no eres fan y no soportas el disco, para que carajo vas? Malamepongomepongomala.
Con lo majo, simpatico, entregado, talentoso, calido y mono que estaba mi Pucho. Con su pelo revolvible y su barbita de 3 dias, ais (babeo por todo el teclado)

No me odies por haber borrado la entrada castañil. Un regalin en ofrenda de paz (bajate el disco ya :P) http://www.youtube.com/watch?v=DrH-hoMohg8

Have a great weekend!

Kisses marinos ***